imagen alopecia blog

La pérdida de cabello es una afección muy común que afecta a personas de todas las edades y de ambos sexos.

La alopecia es una caída temporal o definitiva del pelo, que no tiene que ver con la caída fisiológica del mismo, que es habitual y cíclica.

Los factores que pueden contribuir a la pérdida del cabello así como otros problemas capilares pueden deberse a causas de origen genético, desequilibrios hormonales y/o causas multifactoriales provocadas por el estrés o el cansancio. Pero una alimentación deficitaria, la polución, el champús, la ingesta de algún medicamento, etc. son factores que agravan el problema. Esto puede provocar, si no lo cuidamos, una caída del cabello descontrolada.

Tipos de Alopecia

Androgenética: caída relacionada con factores genéticos y hormonales, la edad e intensidad viene dada de forma hereditaria. La más frecuente en varones.

Alopecia femenina: las causas suelen ser de origen genético o causas multifactoriales, por estrés, cansancio, mala alimentación, un cuidado agresivo del cabello o factores hormonales, suele comenzar entre los 30 y 40 años.

Areata: pérdida de cabello en parches redondos y puede llevar a la calvicie total. . De etiología no esclarecida, pero se relaciona con situaciones de estrés, y en ocasiones puede haber un substrato autoinmune.

Difusa : normalmente causada por enfermedades endocrinas, fármacos o mala nutrición. consiste en una pérdida de cabello más o menos intensa, aguda o crónica, pero reversible y no localizada en una determinada porción del cuero cabelludo

Tóxica: puede presentarse por problemas de tiroides, postparto, ciertos medicamentos, fiebre elevada o una enfermedad grave a cualquier edad.

Cicatrizal: cuando los folículos son sustituidos por tejido cicatricial. Por enfermedades hereditarias o enfermedades autoinmunes.

La medicina ofrece diferentes soluciones y tratamientos para prevenir la caída del cabello así como técnicas para volver a ganar pelo. Cada tipo de alopecia presenta, en función de la causa que la origina, una evolución diferente y unas pautas de tratamiento que deben ser personalizadas para cada paciente combinando a menudo las diversas herramientas terapéuticas disponibles.

 

NUTRICION ADECUADA

Aunque es bien conocido que los factores que influyen en la caída de pelo y la alopecia son fundamentalmente hormonales y genéticos, también es cierto que una dieta equilibrada puede favorecer la salud del cabello aportando nutrientes adecuados

La formación del pelo es secundaria para nuestro organismo, por lo que si falta algún nutriente, el aporte se le retira al cabello en beneficio de los órganos vitales.

Una alimentación sana, variada y completa es la base del buen funcionamiento de nuestro organismo, y el pelo, como parte de él, es un reflejo de este hábito.

Una dieta pobre en proteínas puede ocasionar pérdida de pelo, como también la ingesta pobre en hierro. Cuando esto ocurre, el organismo ayuda a conservar las proteínas del sujeto, desviando los cabellos en crecimiento hacia la fase de reposo, con lo que estas personas observan una caída masiva de cabello unos tres meses más tarde. Tras tirar el pelo, el cabello sale fácilmente con raíz. Este proceso es reversible con tratamiento médico.

En la salud del pelo no se trata sólo de actuar cuando hay una caída del pelo excesiva, sino también de forma preventiva, como una parte más de nuestro organismo para ello podemos realizar un análisis del cabello que nos mide el equilibrio o desequilibrio de minerales de esa persona y así dar unas recomendaciones nutricionales a cada paciente.

Existen muchos preparados con vitaminas, aminoácidos, minerales y extractos de plantas, normalmente en forma de cápsulas/comprimidos o lociones que van encaminados a mejorar la nutrición de los folículos pilosos, fundamental en los diferentes estados carenciales y en caídas estacionales del pelo, especialmente otoño y primavera. Son útiles para suplementar la dieta y promueven un pelo más sano. Los aminoácidos azufrados favorecen la formación de la queratina, la proteína que da estructura al cabello. Los extractos de plantas actúan estimulando la circulación capilar y revitalizando el folículo.

COSMETICA CAPILAR

Cumple la función tanto de proteger y conservar el cabello sano como de corregir las posibles alteraciones que puedan aparecer en el cuero cabelludo.

El cabello debe lavarse tantas veces como sea necesario para cada persona, no por lavarlo menos, caerá menos.

Mantener un cabello limpio contribuye a mantener la salud y belleza del pelo. La frecuencia del lavado y un champú adecuado para cada persona son factores importantes

Deben utilizarse los champús de un pH neutro y que no sean agresivos.

En los casos de pelo graso que se acompañan de adelgazamiento del cabello, se aconseja lavarlo frecuentemente, ya que reduce el sebo en la superficie del cuero cabelludo. Es importante un pelo limpio y sin grasa, ya que el sebo contiene niveles elevados de dihidrotestosterona y de testosterona (hormonas masculinas) que podrían reabsorberse dentro de la piel y afectar al folículo piloso.

En los casos de caspa y grasa, si se lava con frecuencia lo mejor es alternar un champú de tratamiento con un champú de uso frecuente. Con ambos champús hay que hacer dos enjabonadas y en la segunda, dejar la espuma del champú dos o tres minutos, sin friccionar.

La vía tópica se usa normalmente como complemento de otros tratamientos, pues ella sola suele ser insuficiente. Ningún champú va a parar la caída por sí solo.

 

 

2014 © Copyright - Dermaven

Aviso legal | Política de privacidad